¿Triste realidad o alegre ignorancia?

Lord Sephento 13 mayo, 2010 0

Realidad; son muchas cosas las que se ignoran en este mundo, incluso el más letrado de este mundo ignora muchas cosas, por eso el dicho de que TODOS somos ignorantes, unos más que otros, pero ignorantes al fin.

Algunos me dicen y muchos deben pensar que soy un amargado y/o un infeliz, aunque a pesar de que no siempre esté siempre serio y tenga mi lado alegre pueden tener cierta razón, este blog es la prueba más tangible de ello y es que averiguar y leer tanto te hace ver la realidad que nos rodea en un bello manto de felicidad, una frágil y delgada capa de maquillaje sobre todos los problemas que rodean al mundo, en unos es más gruesa (primer mundo) y en otro más delgada (tercer mundo comenzando con Latinoamérica y terminando en África) pero al final de cuentas nosotros tenemos una capa de maquillaje reforzada con ignorancia que nos mantiene desinformados de la realidad, por lo consiguiente somos más felices ya que según nosotros nuestro entorno es feliz, mientras más ignoremos la realidad, más feliz seremos. Incluso algunos han terminado locos con tanta realidad.

 

¿Que es lo que sucede? Que unos no gustan permanecer en la ignorancia, preferimos aprender y adquirir más conocimientos y vemos tantas realidad en el camino que generan frustración y un deseo de tomar el control a ver que carajo podemos hacer para mejorar el mundo; pero es imposible, el mundo, nuestros paises y hasta nuestras vidas están controladas por unos jerarcas, algunos los llaman “masones”, de hecho y muestra de su control mundial es el asesinato de Kennedy atribuyéndosele al hecho de que NO era masón, o al menos eso dicen algunos.

El mundo está controlado, eso es obvio, a los que controlan los hilos solo les importa ganarse su dinero y hacer dos o tres cositas para aparentar y hacerle creer a los crédulos que hacen algo, mero maquillaje. Pero por detrás el terrorismo, el narcotráfico, el racismo, la división, el hambre, la pobreza, la falta de educación, salud y la insanía ambiental matan a la sociedad, la desmoralizan y la envían a un abismo que incluso podría generar nuestra propia extinción. No importa que haya algunas personas “honestas” en ese círculo, es un hecho de que la mayoría no hace nada ¿O me van a decir que el hambre en África ha sido eliminada? ¿O que el subdesarrollo en Latinoamérica es un simple mito? ¿O que el narcotráfico no está en una inminente expansión peligrosísima? Los países se hacen los ciegos, el primer mundo los ignorantes y en esa inútil división territorial que solo genera patriotismos idiotas y por consiguiente conflictos y hasta guerras no se logra una unidad que resulte en un mancomunado apoyo de entre todos, que los gringos, venezolanos, mexicanos, argentinos, chilenos, peruanos, colombianos, europeos y asiáticos sientan cada espacio que pisan como su propia tierra. Pero no lo hay, no hay interés de progreso en la mayoría de los círculos que gobiernan nuestros países y nuestro mundo. Si Estados Unidos pudo enviar a sus hombres al espacio y tiene tecnología digna de la imaginación de George Lucas ¿No pueden encontrar los laboratorios de droga en Colombia y México? Estoy pecando de idealista.


Sueños utópicos, y aunque hayan unos jerarcas que controlen nuestro mundo, todo es culpa de la gente; prefieren andar en su alegre ignorancia y no tomar las riendas del mundo. Un ejemplo clarísimo es Venezuela, más de uno ve que el país con los mayores recursos energéticos del hemisferio occidental se hunde en el atraso y subdesarrollo, cuando con no mas de 30 millones de personas se podría hacer un país digno de Europa donde la población es dos veces mayor o Japón que con 4 veces más población que Venezuela dan vida digna a toda su gente cuando en un principio no tenían nada ¿Y la gente que dice?

 “Ay vale yo no creo”

“Ay no me hables de política”

 “Eso no me interesa”

 “Es mejor vivir el hoy, mañana vemos”

“No hay amargarse la vida con eso”

Los culpables somos nosotros mismos, te incluyo a ti, me incluyo a mí, incluyo a todos tus amigos, a los míos y así a cada uno de sus amigos hasta cubrir todo el mundo. El humano es así, quiere ignorar la realidad para trabajar en su bien propio y lograr su propia felicidad, lamentablemente esta actitud que TODOS tomamos puede darnos con un buen batazo en la cabeza, ya sea un simple golpe de la delincuencia o hasta el más férreo dictador o una guerra. Muchas veces he dicho que para que la gente crezca y madure no se necesitan palabras fresas ni imágenes crudas, estas tocarán a unos cuantos pero no como se quisieran; se necesitan golpes, sangre y muertes ¿Qué pasó con Japón? ¿Qué pasó con Europa? Y sin llegar muy lejos ¿Qué está pasando con Chile? Que después de una dura dictadura y sin muchos recursos están construyendo el país más ejemplar de América del Sur junto a Brasil, aunque en lo personal Brasil es como el tiranosaurio de Latinoamérica, bien grande y poderoso pero ante otros físicamente más pequeños se queda corto, es como un Estados Unidos contra Canadá. Esperemos que el Síndrome de Latam no desvíe a los chilenos de su rumbo como pasó en Venezuela después de Pérez Jiménez.

Necesitamos que la realidad nos golpee y/o afrontar las consecuencias de nuestra propia ignorancia, creo que está pasando, el cambio climático tiene en pánico y haciendo lo posible para frenar consecuencias después de 20 años de advertencias, pero cuando sienten los efectos de su ignorancia comienzan a llorar y a quejarse, algunos a trabajar. Más de uno está así  al igual que con el llamado 2012 (cosa que creo irreal) pero tal vez cuando todos queramos salir de nuestra ignorancia sea demasiado tarde.