Rendimiento energético de las explotaciones agrícolas

Observar el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas es uno de los mecanismos empíricos más efectivos para descubrir cómo avanza España en el proceso de transición energética pautada para los próximos años.

Hay que recordar que el sector agrario es el principal sector industrial de España, con grandes contribuciones económicas y favoreciendo siempre al crecimiento positivo de la balanza comercial en el país.

No obstante, para seguir contribuyendo de manera agradable en el crecimiento económico de España, el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas tiene que optimizar la relación existente entre el consumo energético y la producción de mercancías finales. No solamente por los tangentes beneficios económicos que esto podría traer sino como una necesidad ineludible de ayudar a reducir el caliento global.

Rendimiento energético de las explotaciones agrícolas, rendimiento energético,

Un estudio sobre el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas

El rendimiento energético de las explotaciones agrícolas en España es principalmente estudiado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, también conocido como IDAE por sus siglas en español.

Este centro de investigación en un estudio preliminar realizado hace 10 años demostraba que el sector agrario consumía cerca del 5% de la energía total del país. Si bien a simple vista podemos considerar que es un número ecuánime, el mismo estudio demostraba que se podían conseguir mejores resultados energéticos sin afectar en ningún momento el volumen de producción.

Al contrario, una mayor inversión de capital podría mejorar el rendimiento energético a su vez de aumentar la producción.

Cómo mejorar el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas

El rendimiento energético de las explotaciones agrícolas suele ser deficiente a causa de la falta de inversión tecnológica en el sector, esto hace que la mayoría de los productores operen con equipos obsoletos energéticamente y con metodologías de riego que afectan el rendimiento final.

En este sentido, se ha descubierto que el 50% del consumo total de energía del sector agrícola es realizado por las maquinarias utilizadas, principalmente tractores de vieja data. Por tanto, una de las principales áreas por abordar de parte del gobierno en sinergia con el sector privado es como crear incentivos para que los productores se encuentren en la capacidad de modernizar su flota de trabajo.

Asimismo, al menos 25% del consumo energético de la agricultura es generado por los mecanismos de riego que existen en los campos. Estos mecanismos de riego por aspersión no solamente no son eficientes en cuanto a consumo energético se trata, sino que además, realizan un uso indiscriminado del agua potable durante el ciclo reproductivo de la plantación.

Para mejorar este ítem en particular, el gobierno ha iniciado una campaña profunda para modificar los sistemas de riego por aspersión hasta transformarlos en sistemas de riego focalizados.

Rendimiento energético de las explotaciones agrícolas, rendimiento energético,

Factores geográficos que influyen en el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas

Además de la obsolescencia de las maquinarias y del anticuado sistema de riego, existen factores estrictamente geográficos que afectan el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas en el territorio español.

Dentro de estos factores se encuentran principalmente las diferencias terrícolas existentes en los diversos terrenos dentro de España.

De esta manera, queda demostrado que en los terrenos más rocosos que requieren una penetración más profunda en la tierra para lograr una fertilidad adecuada de las plantaciones, el consumo energético puede alcanzar hasta un 20% más que en las arenas más blandas.

Como solventar el problema de la tierra

Al igual que como ocurre en el ítem analizado anteriormente, el factor geográfico puede ser superado a través de una modernización de la maquinaria utilizada en el proceso de explotación agraria.

Un estudio científico realizado por organismos competentes, demostró con evidencia empírica que era posible equiparar el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas independientemente el tipo de tierra donde se realizará la explotación, si se realizaban las inversiones de capital adecuada en maquinarias.

La incidencia del factor humano en el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas

Si bien la tecnología ha logrado grandes avances alrededor del mundo, no podemos obviar la incidencia dentro del factor humano, especialmente cuando hablamos del rendimiento energético de las explotaciones agrícolas.

En este sentido, el factor humano puede incidir directamente en el rendimiento energético a través de dos factores: el modelo de explotación agrícola utilizado en su propiedad y la perspectiva de cambio que pueda tener la persona.

El modelo de explotación agrícola afecta el rendimiento energético

Diversos estudios demuestran de manera objetiva que dentro del territorio español los pequeños propietarios tienden a ser más deficientes energéticamente que los grandes terratenientes.

Por tanto, el gobierno español ha realizado importantes esfuerzos que apuntan a la microfinanciación del pequeño productor con el objetivo que no se quede rezagado en la transición energética y pueda de esta manera mejorar ampliamente sus procesos productivos.

La resistencia al cambio dentro de los productores agrícolas españoles

Un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) demostró que una de las principales trabas existentes para mejorar el rendimiento energético de las explotaciones agrícolas era el factor sociológico.

En otras palabras, este estudio argumentaba que el sector agrícola español está conformado principalmente por agentes conservadores, que acostumbrados a sus propias dinámicas de reproducción de capital muestran importantes resistencias al cambio dentro del mercado.

Es por ello que el gobierno ha iniciado a través de diversas metodologías una campaña de sensibilización con el objetivo de demostrarles tanto a los productores como a los consumidores la importancia de mejorar el rendimiento energético dentro de los procesos productivos. No solo como una estrategia para optimizar la producción, sino como una necesidad planetaria ante el calentamiento global en ciernes.

Allí podrás encontrar todo lo concerniente al rendimiento energético en las explotaciones agrícolas.