Producir energía en la explotación agrícola

Una parte importante de la transición energética en España pasa por producir energía en la explotación agrícola. Esto significa que el sector agrícola ya no solamente será un consumidor pasivo de energía, sino que al contrario, tendrá que ser un productor activo de la misma.

Aunque parezca increíble, gracias a los avances en las investigaciones científicas de centros especializados, en la actualidad es completamente posible producir energía en la explotación agrícola.

Esto se realiza a través de los llamados cultivos energéticos, que no son otra cosa que cultivos de productos tradicionales, principalmente de origen forestal y agrícola, pero cuyos frutos y desechos orgánicos pueden ser utilizados para la generación de biodiesel, bioetanol y biomasa.

En el mercado energético español la producción de energía a través de la explotación agrícola esta principalmente enfocada en la biomasa.

Producir energía en la explotación agrícola, producir energía, explotaci

Producir energía en la explotación agrícola ¿Qué es la biomasa?

Producir energía en la explotación agrícola dentro del mercado español no es otra cosa que la producción de biomasa. Pero ¿Qué es la biomasa?

Dentro del mundo de la energía biodegradable se entiende por biomasa los desechos orgánicos que sirven para la producción de combustible. Si bien son muchas las especies vegetales que pueden producir esta energía limpia, la verdad es que algunos especímenes de plantas logran obtener mejores resultados que otros.

Ventajas de producir energía en la explotación agrícola

Las principales ventajas de producir energía en la explotación agrícola están asociadas a la concentración del recurso. Ya que la obtención de energía y la propia explotación de energía se dan en el mismo terreno.

Esto permite realizar inversiones de capital intensivas que terminan reduciendo los costes en el medio plazo con la ventaja de reducir la mano de obra empleada en el proceso. Si el productor agrícola lograse además mecanizar la producción, podría garantizarse asimismo el abastecimiento energético necesario para continuar con su producción agrícola de manera completamente independiente.

Producir energía en la explotación agrícola, producir energía, explotaci

Producir energía a través de los cultivos energéticos

Dentro del apasionante mundo de los cultivos energéticos existen diferentes categorías que generan distintos tipos de combustibles orgánicos.

Estas categorías varían dependiendo de la zona geográfica donde se cultiven, el tipo de producto cosechado e incluso, pueden cambiar según el aprovechamiento energético que se pueda obtener de cada espécimen.

A continuación te presentamos los tipos de cultivo energético más comunes. Todos estos cultivos llevan a que en sus casas exista la potencia contrata, la energía y el gas.

Cultivos energéticos oleaginosos

Este tipo cultivos energéticos son conocidos principalmente por ser utilizados para la creación orgánica de aceites que al finalizar el proceso productivo sirven como agentes de biodiesel.

Dentro de las plantas oleaginosas más comunes se encuentran la soja, el aceite de palma, el maní y el girasol.

Cultivos energéticos alcoholígenos

En esta oportunidad, se trata de cultivos azucarados, que a través de la fermentación del azúcar pueden producir bioetanol.

Los cultivos más comunes dentro de esta categoría son el trigo, la caña y la cebada.

Cultivos energéticos lignocelulósicos

Por último, los cultivos energéticos lignocelulósicos son aquellos cultivos que producen específicamente biomasa. Este tipo de combustible puede ser utilizado en una gran cantidad de productos energéticos tanto eléctricos como térmicos.

En este caso, los cultivos más comunes son el cardo y el eucalipto.

Puedes saber más sobre la micromecanización agrícola comparativa de la energía de la explotación agrícola.

Producir energía en la explotación agrícola ¿Es rentable?

Ya hemos mencionado las ventajas de producir energía en la explotación agrícola, pero ¿es realmente rentable?

En efecto, la producción de energía biodegradable puede llegar a ser rentable, pero para ello, será necesario que se cumplan una serie de requerimientos primero.

A continuación te presentamos una lista de cinco requerimientos necesarios para que sea rentable cosechar cultivos energéticos.

Qué el cultivo se adapte a las condiciones climáticas

Lo primero que tenemos que tener en consideración es que estamos hablando de plantas. Por tanto, para sembrarlas y cosecharlas hace falta que se cumplan una serie de condiciones climáticas y del suelo.

En este sentido, los cultivos energéticos tendrán que ser sembrados en las tierras que reúnan las mejores condiciones para su proliferación.

Altos niveles de productividad

No todos los cultivos energéticos alcanzan el mismo nivel de productividad. De esta manera, tenemos que ser conscientes que los productores agrícolas no van a disponer de sus tierras y tiempos de cosechas en caso de que los cultivos sean costosos de producir o con bajos beneficios.

Balance energético positivo

Para producir en la agricultura hace falta disponer de grandes dosis de energía. Si la producción del cultivo energético requiere más energía que la que produce, estaríamos hablando de un balance energético negativo. La única manera que sea sostenible producir energía en la explotación agrícola es que el balance energético sea siempre positivo.

La degradación del suelo

Algunos cultivos vegetales de ciclos reproductivos más lentos pueden degradar los suelos o impedir que otros cultivos sean cosechados en paralelo en las mismas tierras. Para incentivar a los productores agrícolas a trabajar con cultivos energéticos estos tienen que tener garantías de que los ciclos reproductivos de las plantaciones son rápidos y no abrasivos.

Qué sean fáciles de sembrar y de cosechar

El mercado agropecuario español se caracteriza por ser un mercado conservador. La mayoría de los productores han heredado este trabajo y sus técnicas de generación en generación, haciendo que el factor sociológico de resistencia al cambio en las prácticas se encuentre siempre muy presente.

Esto significa que para que el productor se sienta seguro en la producción de nuevos insumos energéticos los mismos tendrán que ser fáciles de sembrar y cosechar, en el sentido que utilicen las mismas técnicas utilizadas por los agricultores.

Si la producción de energía en la explotación agrícola logra sortear estos obstáculos, estaríamos al frente de una revolución energética capaz de garantizar energías más limpias sin menoscabar el crecimiento de la producción y la expansión del mercado agrícola en España.

Ingresando aquí podrás saber todo lo necesario a la producción de biomasa en España.

Puedes obtener más información sobre la biomasa en el siguiente vídeo: