Comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola

Si deseas conocer la comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola en España has llegado al lugar indicado, y la diferencia con la de una vivienda. Ya que a lo largo de este artículo te estaremos brindamos toda la información que necesitas saber al respecto tomando como fuente confiable los principales estudios del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en trabajo conjunto con distintos organismos gubernamentales.

Lo primero que hay que saber es que con el objetivo de lograr la transición energética de manera efectiva en todo el territorio español, el IDAE en trabajo conjunto con el Gobierno español ha venido trazando distintas estrategias en los estudios del sector energético en España, prestando especial atención al sector agrícola debido a su importancia estratégica en el desarrollo del país.

Los primeros estudios preliminares realizados hace un poco más de 10 años, habían demostrado que el sector agrícola consumían al menos el 5% del consumo total de energía del país. Si bien la cifra parece minúscula, el estudio también daba cuenta que una parte importante de este consumo se realizaba en condiciones desfavorables. Y con miras a optimizar el uso de los recursos energéticos decidieron realizar una comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola.

Comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola, explotaci&oacut

Primeros datos de la comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola

Los datos preliminares del informe presentado por el IDAE en el año 2005 sobre la comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola demostraba que el sector realizaba un consumo ineficiente producto de la falta de modernización tecnológica en las herramientas y metodologías empleadas.

Esta falta de modernización afectaba principalmente dos áreas: el uso de maquinaria agrícola y la metodología de riego utilizada.

El uso de maquinaria obsoleta energéticamente

Al revisar detalladamente los datos ofrecidos por la comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola creado por el IDAE veremos que la mitad del consumo del sector está asociado al uso de maquinaría agrícola.

Al profundizar en los motivos de este hecho, las autoridades competentes habrían concluido que en el sector agrícola español se utilizan un número importante de maquinarias, principalmente tractores, cuyo rendimiento energético es deficiente.

El riego por aspersión aumenta el consumo energético

La segunda área de la agricultura que presentaba un mayor consumo energético era el riego de los sembradíos. Esto era motivado a una presencia exacerbada del riego por aspersión.

Este tipo de riego no solamente aumenta el consumo energético, sino que además, presenta un gasto innecesario de agua potable en el proceso de la siembra.

Comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola, explotaci&oacut

Soluciones presentadas a las principales causas del aumento del consumo energético

Dado que las causas principales del aumento del consumo energético en el área de la agricultura, al menos a nivel operativo, estaban asociadas a la falta de modernización del sector, las autoridades competentes decidieron lanzar un plan piloto que constaba de diferentes aristas.

Modernización de las maquinarías agrícolas

En primer lugar, las autoridades del Gobierno español han decidido que es necesario que los agricultores del país modernicen su flota de maquinarías. Para ello, en trabajo conjunto con el sector privado, han decidido crear diversos planes de financiamiento e incentivos para que los agricultores adopten modelos de tractores más modernos y eficaces energéticamente.

Modernización del sistema de riego

Para el evitar el gasto excesivo de energía y agua potable en los procesos de riego, a la vez de lograr aumentar la producción agrícola, el gobierno español ha decidido lanzar una campaña que incentiva a los agricultores a modificar el sistema de riego. Trasladándose de esta manera de un sistema de riego por aspersión a un sistema de riego focalizado. Lo que optimiza el uso de energía y agua por cada hectárea cultivada.

Otro tema relacionado es el producir energía en una explotación agrícola.

El uso de energía fósil en la comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola

En el proceso de producción agrícola se utilizan distintos tipos de energía, incluyendo la energía fósil que hace operar a las maquinarías utilizadas en la explotación.

En este sentido, además de las causas operativas expuestas anteriormente, también existen factores geográficos así como de modelos de explotación que influyen en el aumento del uso de energía en la explotación agrícola.

Veamos con más detenimiento.

El pequeño productor consume más combustible

Un reciente estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en trabajo conjunto con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, demostraban con evidencia empírica que el pequeño productor agrícola tiende a tener un consumo más ineficiente del combustible.

Para ser más exactos, este estudio aseguraba que en las pequeñas parcelas de producción el consumo energético era entre un 5% y un 8% superior a los generados en las parcelas de mayor tamaño.

La profundidad del trabajo en el suelo afecta el consumo final de energía

Dentro de las causas que generan un aumento en el consumo energético de la actividad agrícola se encuentran ciertas causas de origen geográfico. De esta manera, la dureza de los suelos y la diferencia de la profundidad necesaria para realizar la siembra afectan el consumo final de energía.

Según ha podido demostrar la IDAE, los suelos que requieren un trabajo a mayor profundidad para lograr la fertilidad adecuada generan un consumo de entre el 15% y el 20% superior a suelos con trabajos más superficiales.

El factor tecnología vuelve a ser vital en la resolución del conflicto

Al igual que como ocurría en las causas que originaban el aumento del consumo por factores estrictamente operativos, los factores geográficos pueden ser superados a través de la modernización de las maquinarías.

El mismo estudio de la IDAE, en sus sugerencias finales, aclara que el consumo energético entre los suelos francos y los suelos arenosos puede ser igualado en la medida que se utilicen maquinarías más potentes y con mayor eficiencia energética en el proceso operativo.

En este sitio podrás encontrar toda la información sobre la comparativa de la energía utilizada en la explotación agrícola en España.

Haciendo clic aquí encontrarás lo que quieres saber sobre el consumo energético en las operaciones agrícolas en España.