Certificado de eficiencia energética para vender

¿Sabías que el certificado de eficiencia energética para vender una edificación es requerido y obligatorio? Así como lo lees, y a partir de este es que se procederá a colocar una vivienda en venta o alquiler.

Asimismo, en el certificado de eficiencia energética para vender un inmueble, se recogen todos los datos energéticos del mismo, de modo que se pueda llevar a cabo una evaluación más efectiva.

certificado de eficiencia energetica para vender

Certificado de eficiencia energética para vender un inmueble

Es un documento emitido por un técnico especializado, en el cual se describen las principales características de una edificación para realizar una evaluación y posteriormente determinar qué tan eficiente energéticamente es la misma. En dicho documento se tienen en cuenta muchas variables entre las que se encuentran las ventanas y su aislamiento, la orientación de la construcción para determinar el aprovechamiento del sol y la luz natural y la instalación de energías para el uso cotidiano.

Una vez emitido el certificado de eficiencia energética para vender o alquilar una edificación, el técnico encargado nos hará la asignación de una calificación energética, la cual va desde la letra A hasta la G, considerando la A la más eficiente energéticamente y la G la menos eficiente, dicha etiqueta se obtendrá al introducir todos los datos que ha recogido el análisis en un programa.

Por otro lado, es importante destacar que este certificado favorece el impulso de los edificios de alta eficiencia energética, así como las inversiones en el ahorro de la energía, brindándole la oportunidad al comprador o arrendatario de saber con anterioridad la cantidad de energía (eléctrica, gas, entre otros) que consumirá tu vivienda, lo que constituye un punto importante a considerar en la decisión de compra.

¿Cómo puedo obtenerlo?

En el Real Decreto 235/2013, del 5 de abril, encontrarás todo el procedimiento que deberá ser llevado a cabo al momento de realizar el registro del certificado de eficiencia energética. Dicho procedimiento será aplicado en edificios de nueva construcción, así como en aquellos que se pongan en alquiler o venta, y también en algunos edificios y espacios públicos frecuentados por los ciudadanos.

Para obtener un certificado de eficiencia energética para vender deberás contactar con un técnico especialista en mediciones de este tipo. Este técnico hace una visita y toma en cuenta ciertos factores a evaluar, en el proceso va tomando nota de todo lo que le pueda servir para hacer cálculos que nos den la calificación final. Tras la evaluación, firmas un consentimiento para que se emita el certificado de eficiencia.

Dicha visita a la edificación no tomará mucho tiempo, dependerá en gran parte de lo grande o complejo que sea el inmueble. Pasados algunos días obtendremos el certificado de eficiencia energética en papel y también en PDF para la mayoría de los casos, junto con la etiqueta de clasificación energética.

La importancia de esta etiqueta radica en la información energética que nos proporciona, indicándonos en una letra la calificación que obtuvo una edificación, y en cifra, el consumo energético y nivel de emisión de CO2 anual que la edificación posee. Así, como al igual que un vehículo, podremos realizar un cálculo en base al requerimiento energético de nuestra vivienda, y cuantificarlo económicamente.

En <ahttp:»//www.jcyl.esracionElectronica/es/Plantilla100Detalle/1251181054765/_/1284207042108/Tramite» title=»CEE»>este sitio, encontrarás más información acerca del registro para certificados de eficiencia energética en Castilla y León.

¿Cuánto me costará obtenerlo?

El precio para obtener un certificado de eficiencia energética para vender un piso dependerá en gran medida de los metros cuadrados y la complejidad que posea la edificación. De la misma manera, influirá la oferta y demanda que exista en el mercado en ese momento, ya que estos certificados no están regulados por el Gobierno, sino que su oferta viene dada por los técnicos encargados de realizar este trabajo.

certificado de eficiencia energetica para vender

¿Es necesario el certificado de eficiencia energética para vender?

Actualmente, es obligatorio el certificado de eficiencia energética para vender una edificación o vivienda debido a la entrada en vigor de la nueva normativa sobre certificación de la eficiencia energética que contempla la Ley 8/2013 de 26 de junio en cuanto a rehabilitación, regeneración y renovación urbana. De la misma manera, es de obligatoriedad que el certificado se incluya en toda oferta o publicidad dirigida a la venta o alquiler de edificios, viviendas o locales.

El certificado de eficiencia energética para vender una vivienda podrá ser exigido por las personas interesadas en comprar o arrendar la edificación, asimismo, deberá incluir información acerca de las características energéticas de los edificios o en dado caso, las recomendaciones para alcanzar una mejora de la eficiencia energética de los mismos. La responsabilidad de poseer este certificado es exclusivamente del propietario de la edificación, tanto así, que si al momento de la compraventa el propietario no posee el certificado ante el notario, no se podrá efectuar la firma correspondiente.

Ahora bien, en las operaciones de compraventa, el vendedor tendrá la obligación de hacer entrega del certificado de eficiencia energética original al comprador, y en casos de alquiler deberá adjuntar una copia al contrato del mismo.

Asimismo, en caso de no poseer una etiqueta energética será aplicada una sanción que va desde los 300 a los 600 euros por infracciones leves, de 601 a 1.000 euros por infracciones graves y de 1.001 a 6.000 euros por las muy graves, esto aplicará en el momento que se aprueben los reglamentos.

¿Qué validez tiene el certificado?

Posee una duración o validez máxima de 10 años, en los que el propietario podrá hacer actualizaciones en base a variaciones en la edificación que puedan aumentar o mejorar la eficiencia energética de la misma.

Edificaciones excluidas de un certificado de eficiencia energética

El CEE no es obligatorio para todos

Existen edificaciones que serán excluidas de la obligación de poseer un certificado de eficiencia energética. Estas son las siguientes:

  • Edificios y monumentos de valor arquitectónico o histórico.
  • Edificaciones que deban permanecer abiertas.
  • Edificios aislados, con superficies inferiores a 50m2.
  • Edificios religiosos o dedicados al culto.
  • Edificios que no tengan carácter residencial o público.
  • Construcciones provisionales, con duración igual o inferior a 2 años.
  • Edificios comprados con el fin de demolerlos.
  • Edificios industriales y agrícolas, en los espacios destinados a talleres y procesos industriales.
  • Edificios de viviendas que posean un contrato de arrendamiento menor a cuatro meses al año.

Mira el video para más información: