Ley sobre el certificado de eficiencia energética

¿Sabías que la ley sobre el certificado de eficiencia energética ya está aprobada en España? Así como te lo contamos, esta fue establecida en el Real Decreto 235/2013, en el cual se aprueba el procedimiento básico para la realización de la certificación energética de los edificios, transponiendo a su vez la normativa española Directiva 2010/31/EU y derogando el anterior RD 47/2007.

Dicha ley entró en vigor el 6 de abril y su principal novedad fue la extensión de la certificación en edificios existentes, sin modificar de gran manera las exigencias de obtención de certificados y exhibición de etiquetas energéticas para edificios existentes hasta el 1 de junio.

certificado de eficiencia energética, eficiencia energética, legislación eficie

Qué es el certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética es un documento que respalda o provee la información esencial acerca del consumo de energía, las emisiones de CO2 y qué tan eficiente es el inmueble que se posee o se desee adquirir, a través de un proceso de verificación de las características energéticas del mismo, realizado por un técnico capacitado para ello.

Ley que lo hace obligatorio

Es por esto y por la iniciativa de impulsar la eficiencia energética en España, que se aprobó una ley sobre el certificado de eficiencia energética, establecida desde el 1 de junio de 2013, en la que dicho documento se hace de carácter obligatorio al momento de vender o alquilar un local.

Si quieres indagar más en el tema, aquí encontrarás información sobre este certificado.

Puedes saber más sobre el precio del certificado de eficiencia energética y el precio del mismo para vender.

certificado de eficiencia energética, eficiencia energética, legislación eficie

Qué contiene este documento

En dicho certificado se puede ver reflejada la información acerca de la orientación, envolvente, iluminación, así como los sistemas de producción de energía que posee la vivienda o edificación que nos pueda interesar. Este documento vendrá regulado por la ley sobre el certificado de eficiencia energética establecido actualmente en el país.

Descripción del contenido

Consta de varias páginas. En la primera se describen los datos generales de la edificación, así como los datos del técnico que realizó la certificación. Asimismo, en la parte inferior se indica la calificación energética total del inmueble, en cuanto a emisiones de dióxido de carbono liberado a la atmósfera respecta.

De la misma manera, este certificado posee una escala en letras, desde la A hasta la G (siendo la A la más eficiente y la G la que posee menos eficiencia energética), la calificación basada en esta escala se verá reflejada en la etiqueta de eficiencia energética correspondiente al inmueble, una vez que el certificado sea registrado.

Asimismo, en la siguiente página se describe la calificación de energía que posee el inmueble con respecto a las diversas demandas y consumos energéticos, aunado a esto, en la siguiente página o en el tercer anexo se describen las recomendaciones para mejorar la eficiencia energética que posee la vivienda o edificación y por último, en el cuarto anexo podemos encontrar la descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones que realizó el técnico encargado durante todo el proceso de toma de datos.

Ley del certificado de eficiencia energética

La ley que regula el certificado de eficiencia energética fue establecida en España el 1 de junio de 2013 por el Real Decreto 235/2013, siendo de carácter obligatorio para el alquiler o venta de un inmueble. Asimismo, establece que sea el propietario el responsable de obtener dicho documento y el que contrate el servicio de un técnico para su realización.

El objetivo de la ley sobre el certificado de eficiencia energética es establecer las condiciones técnicas y administrativas para llevar a cabo las certificaciones de eficiencia energética de los edificios así como los correspondientes métodos de cálculo para su calificación, tomando en cuenta los factores que posean más incidencia con respecto al consumo de energía en las edificaciones, con la correspondiente aprobación de la etiqueta energética como distintivo común en todo el país.

Ahora bien, la finalidad de la ley del certificado de eficiencia energética radica en impulsar y ampliar la eficiencia energética en las edificaciones a través del conocimiento e información objetiva proporcionada a los compradores y usuarios en relación con las características energéticas de los edificios reflejada en un certificado de eficiencia que te permitirá valorar y comparar sus prestaciones.

Aplicaciones

Los procedimientos básicos para la realización de este certificado se realizarán en edificios de nueva construcción, así como en edificios o parte de ellos que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, asimismo, se realizará en edificaciones o espacios de estas en la que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y sean frecuentados constantemente por el público.

La excepción a esto será en edificios protegidos oficialmente por su valor arquitectónico o histórico, siempre y cuando la mejora de la eficiencia energética pueda alterar en gran manera su carácter o aspecto, asimismo, también serán excluidos los edificios destinados al culto y actividades religiosas y las construcciones provisionales que tengan un rango de duración igual o inferior a dos años.

De la misma manera, se exceptuarán de este procedimiento los edificios industriales, agrícolas no residenciales que posean una baja demanda energética, edificios aislados con una superficie menor a 50 m2 y edificios adquiridos con el objetivo de realizar reformas o demoliciones.

Sanciones

Es esencial destacar que el propietario deberá obtener el certificado de eficiencia energética y exhibir la etiqueta energética de manera obligatoria a partir del 31 de diciembre de 2015, en edificios que sean de uso frecuente por el público, con superficies mayores a 250 m2 y en los que autoridades públicas ocupen una superficie superior a la mencionada anteriormente y se encuentren en régimen de arrendamiento.

El incumplimiento de estas leyes será sancionado como infracción en relación con la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios. Deberá ser tomado en cuenta que, en cuanto a la protección de consumidores y usuarios en el arrendamiento y compraventa de viviendas existen obligaciones para empresas y personas que deberán ser cumplidas correspondientemente.

Es importante destacar que si por desconocimiento usted vende o alquila un inmueble sin aportar el certificado de eficiencia energética y la etiqueta energética correspondiente, tanto el comprador como el arrendatario podrá demandarlo, pudiendo llegar a sanciones de hasta 3.000 euros, recordando que el desconocimiento de la ley no justifica su incumplimiento.

Puedes saber más viendo este vídeo: