Aislamiento en ventanas

La idea tras aislar las ventanas no solo ocurre por cierta casualidad y por la luz, sino también porque esto ayuda a ahorrar energía en el hogar o en cualquier local. Por las ventanas mal aisladas se sabe que se pierde hasta el 30% de la energía generada por los electrodomésticos que están relacionados con la calefacción y los sistemas de refrigeración. Es por ello, que tienes que colocar un excelente aislamiento en ventanas. Y en las siguientes secciones te explicaremos como lograrlo, los costes de ello, los tipos de aislamiento y mucho más.

Algunas soluciones económicas pasan por colocar burletes y también algunos tipos de espumas que son adaptables a estas superficies. Aunque puedes utilizar ventanas acristalados con aislamiento interno. Todo dependerá de tus necesidades y de tu alcance, pero al fin y al cabo, aquí lo importante es lograr el correcto aislamiento en ventanas.

aislamiento ventana, aislamiento térmico, aislamiento doble acristalamiento

Ajusta tus ventanas correctamente

Cuando hablamos sobre el ajuste de las ventanas correctamente, también hacemos referencia a aislar las ventanas del frío o incluso aislar una ventana del ruido, según tus necesidades. Una solución bastante barata es la colocación de los burletes por costos de hasta 11 euro más o menos, para que el cierre de las ventanas se pueda realizar satisfactoriamente por bajo precio.

Respecto a esta solución, podrás hallar distintos tipos de ventanas pero también distintos tipos de materiales para ajustar el cierre lo mejor posible. Siempre se debe tener presente que cuando vamos a usar un aislamiento térmico para las ventanas, tenemos que saber cómo colocarlo. Y en caso de que no lo sepamos, es más práctico contratar a un profesional.

Si posees una ventana de madera por ejemplo, puedes utilizar un burlete fabricado en caucho. Aunque tendrás posibilidades de colocar materiales más baratos, fabricados en espuma o silicona. La única diferencia, es que cuando colocas el material de caucho, también estará protegido contra el ruido, y si colocas los fabricados en silicona, estos serán impermeables. Si tu ventana está fabricada en PVC o aluminio, lo mejor es utilizar los materiales que estén fabricados en silicona o en caucho.

El aislamiento de doble o triple acristalamiento también sirve

Si optamos por colocar una solución más costosa, pero más estética y profesional, también puedes emplear el doble o triple acristalamiento. No solo te protegerá contra los desequilibrios de temperaturas en invierno y en verano, sino que también te ofrecerá protección adicional de manera acústica. Con esto logras aislar las ventanas del ruido, para mayor tranquilidad no solo en tu vivienda, sino en cualquier parte donde coloques este tipo de ventanas.

Este tipo de material, consiste en la fabricación de distintos tipos de ventanas con cristales separados, ya sea doble cristal o triple cristal, y en el centro alguna especie de aislamiento. Te ofrecerá protección térmica, ya que permitirá mantener la temperatura interior sin importar la temperatura externa. El grado de protección dependerá del grosor de las ventanas pero también de la distancia entre ellos.

Puedes saber más sobre el aislamiento de lana de vidrio o el aislamiento térmico sin obra.

aislamiento ventana, aislamiento térmico, aislamiento doble acristalamiento

Consejos generales para conseguir el mejor aislamiento térmico en las ventanas

El punto de partida para lograr un buen aislamiento acústico en ventanas o incluso térmico, es la calidad de los materiales que tienes que emplear para dicho aislamiento. Si utilizas una ventana fabricada en PVC, te ofrecerá un aislamiento de excelentes prestaciones. Se trata de un elemento que no es conductor, así que podríamos definirlo como una aislante natural.

También debes asegurarte de que las ventanas tengan algún distintivo de calidad, ya que esto es una garantía de que serán un buen aislante. En este caso, busca colocar ventanas que tengan sellos de calidad o marcas de conformidad.

También debes prestar atención al tipo de perfil que tiene la ventana que vas a colocar. Ya que de allí depende el aislamiento térmico y la hermeticidad de la misma. Escogiendo un perfil de mayor calidad, será genial para alcanzar el aislamiento que deseas. Igualmente, podrás encontrar cerramientos que te protegen contra el agua, el frío, el calor y también el viento. En este punto, si utilizas ventanas abatibles, debes saber que estas resultarán más herméticas que otros modelos.

Fíjate en el valor del perfil o capacidad de aislamiento del vidrio, mejor conocido como valor U. Si este valor es bajo, la capacidad de aislamiento de cualquier ventana será mayor.

Elige el vidrio adecuado para tu ventana

No solo se trata de seguir los consejos anteriormente mencionados, sino también de optimizar a la perfección, todo lo que necesites hacer para que el marco de la ventana cuadre perfectamente. También tienes que seleccionar el vidrio más adecuado.

Aunque existen algunos aspectos técnicos, también encontrarás online algunas soluciones para aislar cualquier ventana del frío y puedas consultar valores de transmisión luminosa, factor solar, transmitancia térmica y mucho más. Son factores determinantes para aislar una ventana del frío. También aparecen factores importantes para aquellas ventanas que tienen doble o triple acristalamiento, como la cámara de aire, el espesor del vidrio, etc.

Aprende del Código Técnico de la Edificación

Para las personas que gustan de hacer análisis, con el Código Técnico de la Edificación, hallarás datos de interés acerca del aislamiento permitido de acuerdo a la región geográfica donde te encuentres. En este caso, la información la puedes encontrar en su

página web.

Materiales y niveles óptimos de aislamiento para ventanas

Si estás buscando información diversa acerca de los niveles óptimos de aislamiento para aislar ventanas ante el frío, también debes visitar el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, donde podrás obtener todos los conocimientos necesarios acerca de todo esto.

Puedes utilizar toda información tanto si compras una vivienda nueva, como si te estás mudando o si quieres hacer una reforma integral o parcial. Se trata de un derecho para poder ahorrar energía, y te traerá grandes ventajas como disminuir los gastos al final del mes, y al año. Igualmente, puedes para saber más sobre la calidad de los aislamientos en ventanas consultando la certificación energética de los edificios.

Puedes mirar este vídeo para saber más: