Ahorrar en la factura de energía

Por supuesto que es necesario reducir los costes de la energía que consumimos. El problema es cómo lograrlo sin ver afectado nuestro confort. Se trata de un asunto de equilibrios difíciles de alcanzar por lo que involucran. Por ello, ahorrar en la factura de energía siempre será una preocupación de todo hogar. A continuación, te explicamos algunas técnicas que puedes aplicar para lograrlo. El Cambio de titular en Iberdrola o en otra comercializadora no es una técnica.

ahorrar en la factura energía, disminuir consumo energía, ahorro energía

Qué es la factura de energía

Una manera de acceder a las soluciones que finalmente te vinculen a ahorrar en la factura de energía es comprenderla. La factura es un documento que expresa varios aspectos de tu consumo. Por una parte, el contrato que estableciste con la comercializadora de energía. Así mismo, el consumo que realizas y un coste fijo por la potencia contratada. Recuerda estos aspectos que nos serán muy útiles más adelante. Otro aspecto importante de la factura es que señala gastos conexos como servicios contratados. Todo colabora a poder ahorrar en la factura de energía.

Cómo leer la factura de energía

Fundamental que sepas que potencia contrataste. La misma se refiere a una ubicación en una banda determinada a la que tienes derecho. Por ejemplo, si contratas una potencia de 5 Kv, esto implica que puedes moverte en esa banda máxima. Ahorrar en la factura de energía puede depender de conocer a fondo este tipo de contrato.

Alternativas para ahorrar en la factura de energía

En este aspecto tienes varias opciones que se complementan, pero en espacios diferentes. La primera es la propia factura. Recuerdas que señalamos que es la expresión de un contrato, pues puedes cambiarlo y ajustarlo. La otra opción es más directa y se refiere a tu propia actitud de consumo que también puedes ajustar. Veamos cómo podemos lograr optimizar ambas alternativas y generar un verdadero ahorro en tu factura de energía. Para ahorrar en tu calefacción a gas habrá que consumir menos.

Directamente en la factura

Comprendemos que es la expresión del contrato, por ello, una de las recomendaciones fundamentales es revisarlo. Cambiarlo, modificarlo o ajustarlo no es fundamentalmente difícil ni complejo.

Revisa la potencia contratada

Un aspecto fundamental es el de la potencia contratada. La misma indica la potencia máxima a la que tienes derecho de consumo. Se fija en bandas que tienen un máximo al que debes atenerte. Por supuesto que en la medida en que es más alta, mayor es el pago mensual. Esta es la parte fija de tu factura. Puedes disminuir el nivel de tu potencia contratada y con ello, disminuir tu factura de energía. Pero ojo, existe la posibilidad de un consumo superior de tu parte y eso activara el bloqueo.

Lo esencial si decides adoptar esta acción es conocer el consumo real de tu casa. Tus equipos e instalaciones de iluminación te darán un contexto desde cual partir para hacer un diagnóstico. Con esta información puedes establecer tu consumo real y siempre debes dejar un remanente por si aparece una eventualidad. Ahora sí, contrata la potencia que verdaderamente requieras.

Comparar tarifas de otras compañías

Un aspecto importante que valorar en estos casos no se refiere solo a la cantidad de dinero que pagas. Se trata de servicios, permanencia, gastos adicionales, ofertas y similares. Todo esto debes colocarlo en una balanza para reconocer la realidad de la competencia. Recuerda siempre que es un mercado abierto, puede que no sea mucho en la tarifa efectiva, pero puedes serlo en otros aspectos. Establecer esta comparación puede realizarse a través de una visita a los portales de las compañías. Allí encontrarás información sobre el tema que puede orientarte en tu valoración.

Cambiar de compañía de energía

Es un cambio fundamental, pero puedes darlo en función de la valoración del punto anterior. Puede que consigas ventajas comparativas que debes medir en costes convencionales y otros ocultos. Un ejemplo es lo que debes gastar en servicios conexos ofrecidos por la empresa o los que de hecho no ofrece.

Algunas comercializadoras te ofrecen la posibilidad de diagnosticar tus necesidades para cambiar a otras energías. Esto es formidable en un campo que tiende a las energías verdes. Además, representa un ahorro a futuro. Asimismo la posibilidad de crear un sistema de energías complementarias a través de una misma compañía. De esta forma centralizas costes y puedes disminuir en una misma contratación.

Puedes saber más sobre el aislamiento térmico.

Medidas para disminuir el consumo

El otro rubro al que hacíamos referencia es al de tu conducta de consumo, algo que puedes cambiar de inmediato. Se trata de pequeños consejos que unidos pueden disminuir considerablemente tu factura de energía.

Cambiar el comportamiento de uso

Lo primero es no dejar nada al azar en cuanto ha encendido. Programa adecuadamente el uso de equipos como lavaplatos, lavadoras y similares. Si contrataste una tarifa con discriminación horaria, adapta tu horario.

Mantén vigilancia sobre equipos

Desconecta equipos que no utilices. El modo stand by consumo poco, pero consume. A la larga veras que si era lo suficiente como para apagarlo. El uso de aires acondicionados puede ser racionalizado sobre todo con conservación de equipos. Los equipos de lavado debes mantenerse en modos adecuados sin calor adicional.

Aprovecha ventajas comparativas

Emplea el calor residual de las hornillas para calentar alimentos. Asimismo, la luz solar ampliando su aprovechamiento mediante medios mecánicos como ventanales. Encender la calefacción con cierto criterio de uso dependiendo del sistema. Lo ideal es que lo hagamos a través de equipos de programación automatizada una hora antes de llegar. Con esto disminuimos el impacto que deseamos alcanzar aumentando la energía para lograrlo.

Uso de equipos especializados

Es recomendable que tengas temporizadores, así como enchufes inteligentes que permiten racionalizar el consumo. Asimismo, equipos de termostatos adaptados a relojes que permitan el encendido de la calefacción o del aire acondicionado cuando realmente lo requieres.

En fin, tú mismo puedes definir muchos de estos aspectos que hemos señalado. Las limitaciones son pocas y el margen es tu propia imaginación. Aplicando todos estos consejos puede que reduzcas sustancialmente la factura, pero lo importante es otra cosa. Se trata de un cambio de actitud, más que de comportamiento, es decir, tender hacia el ahorro como una constante.

En este vídeo encontrarás información sobre cómo ahorrar en tu factura de energía mediante medios alternativos: